OLVIDÓ SU CONTRASEÑA?

*

en Ecuador

Construimos Confianza

Ratificada durante 15 años

Una Sólida Experiencia

Nuestro Alcance es Global

Nuestro Alcance es Global

y Presencia Local

Los negocios y sus operaciones

Los negocios y sus operaciones

Tienen un impacto tributario

Haga negocios

Haga negocios

con quien conoce, confie y le agrade

Artículos de Prensa

Ver todo
  • 03/07/2016 in Portfolio

    Artículos de Prensa

    La principal clave del éxito: una gestión profesional Como con todo en el mundo moderno, la clave...
  • 03/07/2016 in Portfolio

    Artículos de Interés

    TEMAS DE ACTUALIDAD 2016, ¿otro año perdido? ¿Quiénes son los protagonistas encargados de...

Artículos de Prensa

La principal clave del éxito: una gestión profesional

Como con todo en el mundo moderno, la clave del éxito está cambiando incesantemente de forma. Además del establecimiento de objetivos orientados a la meta, las empresas deben satisfacer los exigentes expectativas de trabajo de los empleados jóvenes y brillantes nacidos y criados en los medios sociales. El cambio claro hacia la transparencia en todos los niveles de una compañía aumenta aún más la carga de la responsabilidad de las empresas, así como de sus empleados en un grado mucho mayor que en las generaciones anteriores.

En esencia, alcanzar el éxito requiere que las empresas fijen objetivos correctos, tomen decisiones correctas en el momento adecuado, y empleen a las personas adecuadas con el único propósito de lograr dichos objetivos. Esto requiere una gran cantidad de ideas, planificación y meditación. Las ideas deben ser solidificadas en planes corporativos y los planes deben ser convertidos en acciones. Si las acciones surten los resultados previstos, se alcanza el éxito.

Entonces, ¿cómo hacen las empresas para escoger las metas más adecuadas después del éxito, Se llama gestión estratégica de los recursos, que equilibra muchas variables e insumos hacia una visión concreta del éxito. Los insumos consisten principalmente de factores humanos (directores, empleados y expectativas de los accionistas), factores materiales (activos corporativos, interpretación de mercado) y asuntos legales / fiscales, tales como los derivados de la normativa sobre competencia, protección hacia los accionistas minoritarios y obligaciones de información financiera.

Hay una diferencia básica entre la gestión de las empresas en los mercados emergentes y los mercados desarrollados. En los mercados emergentes los accionistas tienen la última palabra en la toma de decisiones sobre la gestión de sus empresas. En la práctica, los miembros del directorio están bajo el mando directo de los accionistas. En la mayoría de los casos  los accionistas también son nombrados como miembros del directorio de las empresas. En los mercados desarrollados, sin embargo, es común ver a un equipo profesional de gestión del directorio de las empresas que actúa - en gran medida - independiente de los accionistas. Tal práctica en los mercados desarrollados sería una prueba de que la inteligencia del directorio guarda estrecha relación con la gestión estratégica exitosa de los recursos, que a su vez se convierte en ganancia.

La conformación de los equipos de gestión profesional en el directorio de las empresas no es una mera coincidencia. Para llevar a cabo sus operaciones, las empresas necesitan financiación. La necesidad de financiación crece en paralelo al crecimiento de las operaciones. A medida que la necesidad de fondos excede los límites de un solo grupo de accionistas, el concepto de co-inversores tiene prioridad sobre las empresas familiares. Una vez que hay varios accionistas de una empresa, sus expectativas sobre la tasa de retorno de su inversión y su tolerancia al riesgo empiezan a diferir. Estas diferencias en las preferencias de los inversores resultan en conflictos en los  puestos de dirección. Estos conflictos, a menos que se resuelvan convenientemente y eficientemente pueden decapitar a la empresa, reduciéndolo a un punto muerto. A medida que los mercados se desarrollan y  las empresas operan en mercados globales el concepto de gestión profesional toma relevancia y dirige a las empresas hacia el éxito en la forma de aumentar los beneficios que satisfagan a todos los grupos de inversores.

La tendencia de nombrar equipos de gestión independientes en las juntas de las grandes corporaciones inspiró a otros inversores en los mercados más pequeños para buscar ayuda sin dejar vacantes completamente sus asientos de gestión. Esta búsqueda de ayuda ha tomado la forma de “consultoría de gestión”. Consultores de gestión son jugadores externos que proporcionan inteligencia a los gerentes de las empresas reales. La inteligencia proporcionada se centra en la gestión estratégica de los recursos y el establecimiento de objetivos de desarrollo realistas.

Específicamente en mercados pequeños, los consultores de gestión proporcionan valiosos servicios que guían a los consejos de administración tradicionalmente estructurados, hacia la reducción de costos y la realización de sus objetivos de crecimiento. Esto es generalmente considerado como un medio para que una empresa familiar renuncie a su dominio sobre la gestión de su empresa.

Según estudios realizados las empresas que contratan a consultores de gestión se benefician de este tipo de servicios en las siguientes áreas (en orden descendente): (i) gestión de los recursos humanos (contratación, políticas de remuneración, evaluaciones de desempeño, etc.); (Ii) planificación de la gestión estratégica (planeación, desarrollo estratégico, etc.); (Iii) los servicios de certificación (ISO 9001, ISO 14001, etc.); (Iv) gestión de calidad (control de calidad, gestión de procesos, satisfacción del cliente, etc.); (V) capacitación en habilidades gerenciales; y (vi) gobierno corporativo y guía de la reestructuración dela empresa (desarrollo de la identidad corporativa, la preparación del estatuto de la familia, etc.).

Los mismos estudios también señalan una tendencia importante en el negocio de la consultoría de gestión. El aumento o, en una comparación más adecuada, el hambre de los servicios profesionales de gestión coincide con el crecimiento y estabilidad en los mercados financieros. Es alentador observar que los gerentes son, de hecho, conscientes de sus deficiencias y no escatiman para pagar por inteligencia fuera de sus salas de junta.

El sistema de pesos y contrapesos creado con el tiempo en los mercados desarrollados entre los inversores y los equipos de gestión profesionales permite que casi el 100 por ciento de la responsabilidad por las decisiones adoptadas sea de dichos consejeros profesionales. Por otro lado, los proveedores de consultoría de gestión se han externalizado como contratistas y no proporcionan servicios de resultados garantizados. Al igual que en los mercados desarrollados, los organismos de control de los mercados emergentes  presionan para una gestión más transparente, eficiente y profesional.

La globalización y la velocidad cada vez más acelerada de las innovaciones tecnológicas crean un sinfín de oportunidades para las empresas. Mientras que proporcionan oportunidades, la globalización y las innovaciones tecnológicas exigen planificación estratégica y una estructura eficiente. La utilización crítica de conocimiento en forma de sabiduría ya no reside únicamente en la edad y la experiencia. Con la llegada de la Generación Z, y el cambio de las fuerzas de las empresas, los inversores tradicionales deben dejar espacio para la inteligencia en la sala de juntas para asegurar el desarrollo sostenible, el éxito y el beneficio.

(Traducción libre de un artículo de Deniz Peynircioğlu)

TOP